El Disidente

Quim Torra anuncia una demanda contra Sánchez por el Caso Pegasus

Share on facebook
Facebook
Share on email
Email
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on facebook
Share on email
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Quim Torra (Reuters/Albert Gea)

Torra habría recibido ocho infecciones durante 2020 y Costa unas cuatro durante 2019

La repercusión del Caso Pegasus parece no tener límite. El expresidente de la Generalitat Quim Torra y el exvicepresidente primero del Parlament Josep Costa han anunciado la demanda contra Pedro Sánchez por el Caso Pegasus, ya que es el “máximo representante y responsable de los servicios de inteligencia del Estado español”. También apuntan al ejecutivo al considerar que “dirige toda la política interior y exterior, y es a quien el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) informa de sus actividades”. 

Torra y Costa se han apoyado en el informe de los expertos en ciberseguridad Citizenlab. Este informe señala que Torra sufrió ocho infecciones del software Pegasus durante 2020 y Costa unas cuatro durante 2019. 

Además de las respectivas denuncias penales, la demanda se centra en tres requerimientos. En primer lugar, exigen el cese de la vulneración de sus derechos fundamentales como víctimas de espionaje ilegal. Asimismo, han anunciado que, durante los próximos diez días, presentarán una demanda de protección de derechos fundamentales ante el Tribunal Supremo. En caso de no prosperar, tienen la intención de recurrir en amparo al Constitucional y, si resulta necesario,  incluso llegar al Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH). 

Torra y Costa alegan la vulneración de derechos fundamentales como los derechos a la intimidad y la privacidad personal y familiar, al secreto de las comunicaciones y la protección de datos, los derechos a la libertad de opinión y expresión, los derechos a la libertad de asociación y reunión, los derechos de participación y representación políticas, así como los derechos de defensa y a un proceso equitativo.

El Govern ya ha anunciado que se personará como acusación popular en todos los procedimientos judiciales relacionados con el espionaje de líderes independentistas. Finalmente, cabe destacar que esta demanda se une a las correspondientes querellas de la CUP y Òmnium Cultural. En el caso de la CUP, se dirige directamente a la empresa creadora del software Pegasus.