El Disidente

¿Cómo afectará la guerra a nuestros bolsillos?

Share on facebook
Facebook
Share on email
Email
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on facebook
Share on email
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram

Es una obviedad qué toda guerra afecta poco o mucho a la economía de cualquier país, pero, individualmente puede afectarnos más de lo que pensamos tanto en productos básicos como en ocio.

Subida en los cereales

Se prevé un aumento del 5,7% en el trigo, 4,8% en la avena, un 4,4% en la soja, 5,02% en el maíz.

Rusia es conocida mundialmente por producir petróleo y gas, no obstante, en estos últimos años se está posicionando para conseguir el liderazgo en el cereal que ostentaba en la época zarista (1547-1917)

Actualmente Rusia representa una cuarta parte de las exportaciones mundiales de grano. En 2017, Rusia se convirtió en el principal exportador de trigo por encima de Estados Unidos y Canada con una cantidad de 135,5 millones de cereales.

 

Aumento del precio del petróleo y el gas

El petróleo supera ya los 100 dólares tras la invasión rusa.

Además, el gas natural se ha disparado en el día de ayer un 30%, las sanciones acordadas por Europa y EEUU serán clave para estabilizar el precio.

El encarecimiento del petróleo y el gas tiene unas horribles consecuencias para la inflación en el Viejo Continente, variable que se encuentra en un nivel desconocido desde hace años.

A causa del aumento del precio del gas, la luz se disparará al alza, alcanzando los 240 euros/MWh, cifra que no se veía desde hace un mes, subiendo un 4,97%.

También se verán afectados los precios de los billetes de avión por el incremento de precio del combustible.

 

Encarecimiento en el metal

El paladio es un metal esencial en la fabricación de coches y otros aparatos electrónicos, se extrae principalmente de minas rusas.

Este metal fue descubierto por Willian Hide, y, a día de hoy se cotiza más caro que un lingote de oro.

Para obtener una mínima cuantía de paladio, es necesario extraer enormes cantidades de mineral, solo Rusia genera casi la mitad de este mineral llegando a un 45%, siendo el 75% el porcentaje de producción entre rusos y sudafricanos.

Este mineral está altamente presente en nuestra vida diaria en productos electrónicos, desde nuestros móviles hasta las televisiones SED/OLED/LCD, pasando por los sistemas de escape de los automóviles.

No nos podemos olvidar de su uso en la medicina, concretamente en la odontología.