El Disidente

La inteligencia estadounidense estima que el ejército ruso podría llegar a Kiev en 48 horas

Share on facebook
Facebook
Share on email
Email
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on facebook
Share on email
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
REUTERS / ERIC GAILLARD

Un informe de la inteligencia de Estados Unidos estima que el ejército ruso podría llegar a la capital ucraniana en 48 horas.

Según el informe del servicio de inteligencia, es posible que puedan tomar nueve rutas diferentes para entrar en el país, y hasta 50.000 civiles podrían morir o resultar heridos.

Según NBC News, el informe asegura que Rusia ya ha desplegado casi 100 de los 168 grupos tácticos de batallones de sus militares, formados por 800 a 900 tropas cada uno, y cada día estarían llegando más.

Además, el presidente Vladimir Putin habría enviado personal y equipo de seis de las siete unidades de operaciones especiales rusas, llamadas Spetsnaz, y cada unidad de estaría compuesta de entre 250 a 300 soldados de élite, según la evaluación de la inteligencia.

Putin ha estado acumulando sus tropas en la frontera por el acercamiento de Ucrania hacia las instituciones europeas y la OTAN.

Ataque en pinza

El informe asegura también que los dos escenarios de invasión conllevarían un ataque simultáneo desde múltiples lados, una maniobra conocida como “movimiento de pinza”.

Así, el ejército ruso podría invadir la mayor parte del territorio ucraniano al este del río Dnipro, que incluye alrededor del 50% de las fuerzas militares ucranianas, incluidas sus unidades más capaces.

Los tanques rusos y las unidades mecanizadas cruzarían la frontera desde Rusia y avanzarían hacia Poltava y Kharkiv, rodeando las ciudades a medida que avanzan hacia el río, continúa el informe.

La investigación asegura que las fuerzas terrestres avanzarían a lo largo de tres líneas desde Donbas, viajando hacia el este y el sur hasta Crimea, y tomando la costa a lo largo del Mar de Azov.

Ataque aéreo y marítimo

La investigación del servicio de inteligencia plantean que los helicópteros militares rusos apoyarían simultáneamente un asalto aéreo desde Crimea.

Esto podría conllevar un asalto marítimo para conquistar la costa del Mar Negro, creando un largo puente terrestre con unidades aéreas y terrestres que se podrían trasladar desde Odessa a Moldavia.

Además, con carreteras conectadas en ese área, los tanques y vehículos militares rusos podrían estar a las puertas de Kiev en los dos primeros días, prosigue el informe.

“El ejército ruso ha colocado dos sistemas avanzados de misiles antiaéreos S-400 en Bielorrusia que les darán superioridad aérea sobre gran parte del país con la capacidad de detener aviones o misiles entrantes”.

Estos ataques, según la estimación de la inteligencia, comenzaría con una serie de ataques de artillería, misiles balísticos de mediano alcance y ataques con bombarderos, lo más seguro que durante la noche, apuntando a depósitos de municiones, estaciones de radar, sistemas de defensa aérea y otros sitios militares críticos de Ucrania.

Al mismo tiempo, Rusia podría realizar ataques de guerra cibernética y electrónica para cortar las líneas de comunicación entre las unidades militares ucranianas en algunas zonas del país.