El Disidente

El alcalde de Ottawa impone el estado de emergencia por las protestas contra las restricciones covid

Share on facebook
Facebook
Share on email
Email
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on facebook
Share on email
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Canadá, Toronto: Manifestantes participan en una concentración contra las restricciones covid organizada por el Convoy de la Libertad contra las medidas COVID-19 y los mandatos de vacunación impuestos por el gobierno de Justin Trudeau

El alcalde de Ottawa, la capital de Canadá, ha anunciado este domingo la entrada en estado de emergencia debido a las reiteradas protestas por parte de camioneros contra las restricciones impuestas por la pandemia de la Covid y por la vacunación obligatoria.

“El estado de emergencia da a nuestro personal y a nuestra ciudad algunas herramientas para acelerar cosas como las adquisiciones”, ha señalado el alcalde de la capital, Jim Watson, en una entrevista concedida a CBC News Network.

El alcalde cree que “están dentro de una emergencia grave, la más grave a la que se ha enfrentado nunca la capital“, y por ello cree que se necesita “reducir la burocracia para poner los suministros a disposición de los agentes de policía y del personal de obras públicas”.

Las protestas tomaron su culmen desde el 29 de enero, después de que decenas de miles de personas se unieran al ‘Convoy de la Libertad‘ en Ottawa.

Convoy de la Libertad

Este convoy se trata de unas protestas comenzadas por camioneros en Canadá contra las medidas de vacunación obligatoria para entrar en el país desde Estados Unidos (impuesta desde el 15 de enero), y también por las restricciones anunciadas por el Gobierno de Canadá. Por diversas rutas del país, unos 50.000 camiones recorrieron el territorio hasta posicionarse en la capital, Ottawa, desde el 29 de enero. Desde ese día, se llevan realizando grandes manifestaciones en las inmediaciones del Parlamento hasta el día de hoy.

Estas protestas están siendo por el momento pacíficas y se han extendido a otras grandes ciudades de Canadá como Vancouver o Toronto, entre otras. Además, el primer ministro Justin Trudeau fue trasladado a un lugar secreto desde el comienzo de las protestas por “motivos de seguridad”.

Se aumentará el control

Este domingo la Policía de Ottawa ha asegurado que aumentarán las medidas de seguridad en la capital, controlando a los manifestantes, poniendo multas e incluso deteniendo si consideran que pueden suponer un peligro en la vía pública.

Desde el comienzo de las protestas, las autoridades han notificado siete detenciones, más de un centenar de multas y se han abierto más de 50 investigaciones penales por daños, robos, delitos de odio o daños a propiedades, entre otros.

Además, guardias armados están posicionados para disuadir las protestas, y un grupo de francotiradores se sitúan en las inmediaciones de los manifestantes, que siguen atrincherados en el centro de Ottawa.