El Disidente

Australia prohíbe la entrada a Djokovic por no revelar si está vacunado contra el Covid-19

Share on facebook
Facebook
Share on email
Email
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on facebook
Share on email
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Novak Djokovic

Las autoridades australianas han decidido que el mejor tenista del mundo actual y uno de los mejores de la historia, el serbio Novak Djokovic, no va a poder ni ingresar al país ni jugar el Open de Australia (uno de los cuatro Grand Slam) por no cumplir la exención médicaal no haber presentado ninguna prueba que certifique o demuestre que no puede recibir la vacuna del Covid-19.

El tenista fue detenido durante más de ocho horas en el aeropuerto de Melbourne, según ha informado su padre a una emisora de radio de Serbia, en donde añadió que su hijo había recibido la autorización tanto para ingresar a Australia como para disputar el torneo.

Pese a eso, este miércoles el Gobierno australiano ha decidido que Djokovic ni va a recibir un trato de favor ni va a entrar bajo ningún concepto ya que no cumple ninguno de los requisitos para no recibir la vacuna de la Covid-19: sufrir alergia, haber tenido una operación quirúrgica u otro motivo diferente que fuese convincente.

La petición de entrada de Djokovic fue declinada porque “no ha presentado las pruebas pertinentes” para su entrada y es por eso que “será devuelto“. Asimismo, la policía de Australia ha informado que están vigilando que las personas que entran “cumplen con la ley y las exigencias de entrada”. En el caso de Djokovic, la policía ha confirmado que “el visado de Djokovic fue cancelado” y que “será detenido y deportado de Australia“.

Su padre denuncia la detención

El padre del tenista ha denunciado que su hijo “ha estado aislado y retenido en una habitación” en el aeropuerto de Melbourne y “bajo vigilancia policial“. “No sé lo que está ocurriendo, pero tienen a mi hijo cautivo durante cinco horas“, criticó el padre a una emisora cuando estaba bajo vigilancia policial.

El presidente de Serbia ha expresado su total apoyo al jugador tras hablar con él por teléfono: “He hablado con Djokovic y toda Serbia está con él. Nuestras autoridades están tomando todas las medidas para frenar las críticas al mejor tenista del mundo en el menor tiempo posible“.

Asimismo, el Primer Ministro de Australia, Scott Morrison, sentenció que Djokovic no jugaría el torneo si no presenta pruebas convincentes que apoyen la exención médica que ha conseguido para entrar en Australia, sin conocerse si ha recibido la vacunación completa contra la Covid-19“.

El jugador denunciará la discriminación

Los abogados del tenista han dado a conocer que van a denunciar la decisión unilateral del Gobierno australiano, emprendiendo acciones legales contra ellos por lo sucedido estos últimos días y por el mal trato en el aeropuerto.

En estos momentos Djokovic se encuentra alojado en un hotel de Melbourne, esperando la decisión final.