El Disidente

Rusia plantea una invasión a Ucrania en 2022 dividida en tres fases

Share on facebook
Facebook
Share on email
Email
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on facebook
Share on email
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Presidente de Rusia, Vladímir Putin, junto al mapa de las tres fases que plantea tomar Rusia para anexionarse Ucrania

Desde hace varias semanas, el Kremlin está advirtiendo de que una posible guerra contra Ucrania puede llegar a ser inevitable, debido a que el Gobierno ucraniano no abandona sus posibles planes de reconquistar la región ocupada del Donbás y la anexión de Crimea por Rusia. El miedo a una posible anexión de Rusia a gran parte del territorio ucraniano está haciendo que países de la OTAN y Occidente investiguen cuál sería la estrategia que tomaría Rusia para ello, y las opciones que tendrían para poder frenarlo. Sin embargo, esta invasión podría llegar a ocasionar una nueva guerra en Europa entre Rusia y Occidente.

Putin va en serio, según ha advertido el secretario de Estado estadounidense Antony Blinken el pasado miércoles, asegurando que los planes de Rusia pasan por “desestabilizar Ucrania desde dentro hasta operaciones a gran escala“.

Servicios de inteligencia de occidente saben los planes de Rusia

Según la investigación realizada y consultada por el medio alemán BILD, Occidente conoce los planes de Rusia para una guerra contra Ucrania desde mediados del mes de octubre. El servicio de inteligencia exterior de Estados Unidos, la CIA, interceptó varias comunicaciones militares rusas e informó primero al Gobierno de EE.UU. y posteriormente a la OTAN en el mes de noviembre. Estas intenciones de Putin se informaron por primera vez en el Washington Post, y según el medio estadounidense, Putin podría enviar hasta 175.000 soldados a la frontera con Ucrania.

Sin embargo, BILD detalla la posible invasión de Rusia a Ucrania, basándose en fuentes de investigaciones de varios integrantes de la OTAN que han podido consultar los posibles planes de invasión de Rusia.

El ataque comenzaría en enero o febrero de 2022

Según una fuente de seguridad, el ejército ruso, en el caso de que Putin lo mande, realizaría un ataque simultáneo desde el norte de Crimea, a través de las zonas separatistas del este y desde el norte“. Esta es la estrategia que tanto de la OTAN como el servicio de inteligencia militar ucraniano creen que va a tomar el Kremlin. El ataque podría darse a finales de enero, principios de febrero, si Ucrania y la OTAN no aceptan las condiciones de Putin.

No obstante, otros integrantes cercanos a la OTAN creen más probable una invasión en tres fases, en la que cada una de ellas podría ser también la última fase de la operación, en caso de que Occidente haga una negociación de la situación.

Fase 1: el Sur

En la primera fase, el sur de Ucrania sería invadido tanto para asegurar los suministros para Crimea como para cortar a Ucrania del mar y, por tanto, de los suministros“, según explicó un funcionario de seguridad al diario BILD.

Asimismo, Rusia planea utilizar barcos de desembarco trasladados a la región desde el Mar Báltico en primavera “para transportar tanques y tropas desde Crimea a la zona de Odesa“, según un alto funcionario de inteligencia occidental.

Sin embargo, otro alto funcionario militar de Occidente ha sido más claro. Según él, Rusia plantea llevar a cabo una operación de desembarco anfibioal este de Odessa, entre las ciudades de Fontanka y Koblewe“. Las tropas rusas “avanzarían al este de la ciudad hacia el norte, para luego girar a la izquierda y avanzar hacia la región autónoma de Transnistria“. Odessa quedaría así rodeada por tropas rusas.

En el mismo tiempo, se llevarían a cabo “operaciones aéreas de las fuerzas especiales de Speznas” en la región de Kherson, a lo largo del río Dniéper, cerrando y cortando los puentes sobre el principal río del país y cortando así la gran mayoría de suministros a los ucranianos. “Desde Crimea, en un principio habría ‘sólo’ fuego de artillería sobre las fuertes posiciones ucranianas. Esto ataría a las tropas ucranianas aquí y no podrían retomar los puentes detrás de ellos”.

Además, las unidades acorazadas rusas, ayudadas por la marina y los aviones de combate, podrían avanzar hacia el oeste desde el territorio ocupado de Donbass, en el este de Ucrania, y luego se dividirían y avanzarían simultáneamente hacia Zaporizhzhya (el principal centro militar del sur de Ucrania) por una parte y hacia Crimea por otra.

Si esta primera fase que Occidente cree que llevará Rusia tuviera éxito, todo el sur de Ucrania pasaría a ser territorio ruso y Putin habría conseguido juntar la frontera de Rusia y la de la OTAN, ya que quedaría junto con Rumanía.

Fase 2: el Noreste

Mientras ocurre la primera fase de la guerra, las fuerzas aéreas rusas y los misiles balísticos ordenados por Putin irían debilitando las capacidades militares de Ucrania en todo el país.

Si el Kremlin ve que su plan va por el camino correcto y se van cumpliendo las condiciones para ello, las unidades blindadas rusas podrían cruzar la frontera en las regiones de Lugansk y Kharkiv y avanzar hacia las principales ciudades ucranianas de Dnipro y Poltava.

“Primero rodearían o cercarían las ciudades y les cortarían la electricidad, el gas y el suministro de alimentos. Al cabo de unas semanas, los rusos podrán celebrarse a sí mismos como los salvadores de los civiles, invadir las ciudades rendidas y salvar a la población ucraniana de la inanición o de la muerte por frío“, explica un oficial al diario BILD.

Fase 3: la toma de Kiev, la capital de Ucrania

En la tercera y última fase, el ejército ruso avanzaría desde el norte hacia Kiev. Por supuesto, esto también podría ocurrir al principio de la guerra si las circunstancias así lo requieren“, expresó una fuente a BILD.

Los estrategas de la OTAN no conocen hasta qué punto el régimen de Lukashenko se sumaría a la posible invasión desde su país, Bielorrusia. Aunque el dictador Lukashenko lo haya dejado caer recientemente, no es seguro a qué nivel podría apoyar a Rusia a invadir Ucrania.

En el supuesto de que Bielorrusia acepte y se prepare como ayudante directo para los ataques rusos o incluso bielorrusos, el plan de Rusia sería rodear, invadir y asediar la capital de Ucrania, Kiev, desde el noreste y el noroeste simultáneamente con un movimiento de pinza.

En el caso de que saliese según lo planeado, el ejército ruso avanzaría aproximadamente hacia una línea Korosten-Uman para cortar los suministros de Ucrania occidental“. En ese punto de la guerra esperarían una rendición de Kiev y, por tanto, de Ucrania bajo la presión de Occidente. Si todo esto planteado sale según lo esperado y Ucrania se rinde, Rusia se habría anexionado gran parte de territorio de Ucrania.

Ucrania sería brutalmente superada

Tras este escenario de tres fases, en el cual el Kremlin habría elaborado planes que los servicios de inteligencia occidentales ya conocen, Rusia ocuparía y anexionaría unos dos tercios del territorio actual de Ucrania. Otra fuente asegura que “si Rusia entra, las sanciones vendrán de todos modos. Entonces tampoco tiene sentido detenerse a mitad de camino“.

Asimismo, militares creen que la defensa de Ucrania va a ser débil por la inferioridad de su ejército: “Los ucranianos lucharían, pero no podrían resistir un gran ataque de los rusos“, dijo un alto funcionario a BILD. “Si no son completamente destruidas, las fuerzas de Kiev se retirarán al oeste del país“.

Otro oficial ha confirmado a BILD que “los misiles antitanque estadounidenses ‘Javelin’ no son suficientes para todos los tanques rusos y los drones turcos ‘Bayraktar’ son presa fácil para los cazas aéreos rusos”.

En cambio, para defenderse, Ucrania necesitaría inmediatamente los modernos misiles antiaéreos Patrioty los misiles antibuque Harpoon” occidentales para poder hacer frente a la guerra con Rusia.

Un funcionario de seguridad occidental expresó a BILD que “los aliados están considerando actualmente el suministro de armas a Ucrania. Pero esta decisión no puede venir de la OTAN, sino sólo de sus miembros soberanos”.