El Disidente

Elecciones presidenciales en Chile: Entre opuestos

Share on facebook
Facebook
Share on email
Email
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on facebook
Share on email
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Los candidatos a la presidencia de Chile: José Antonio Kast y Gabriel Boric. Imagen: Martín Bernetti, Claudio Reyes. AFP.

El domingo 21 de noviembre se llevó a cabo el proceso electoral en Chile. Los chilenos votaron para así elegir un nuevo presidente, 155 diputados, 27 senadores y consejeros regionales.

El candidato de la derecha, José Antonio Kast, se logró imponer con el 27,91% de los votos, seguido por el representante de la izquierda, Gabriel Boric, con un 25,83%. A la luz de la estrecha diferencia (146.313 votos), todo se definirá en una segunda vuelta el próximo 19 de diciembre.

Los partidos tradicionales de Chile, la centro-derecha y la centro-izquierda, dejaron que desear en los comicios. Será la primera vez que no participarán en elecciones decisorias desde 1990.

La gran sorpresa fue Franco Parisi, candidato que cosechó el 12,8% de los votos sin pisar suelo chileno durante la campaña ya que se postuló desde el exterior, estando radicado en los Estados Unidos.

El dato relevante es que desde la transición a la democracia (1990) nunca perdió el candidato que llegó primero a la segunda vuelta. Kast tendrá la posibilidad de consolidar el dato y extender el historial y Boric se encuentra ante la chance que puede dejarlo como el único e histórico que pudo revertir los resultados.

El camino a la presidencia: Resultados finales

Tras un total de 46.885 mesas escrutadas de un total de 46.887 -correspondiente al 99,99%- , estos son los resultados de la elección presidencial en virtud de los datos publicados por el Servicio Electoral de Chile:

-José Antonio Kast Rist (PLR): 27,91%

-Gabriel Boric Font (CS): 25,83%

-Franco Parisi Fernández (PDG): 12,80%

-Sebastián Sichel Ramírez (Independiente): 12,79%

-Yasna Provoste Campillay (PDC): 11,61%

-Marco Enríquez-Ominami Gumucio (PRO): 7,61%

-Eduardo Artés Brichetti (UPA): 1,47%

Alto nivel de abstención

La cifra total de la votación fue de 7.115.590. Este número está compuesto por los válidamente emitidos (98,76%), los votos nulos (0,80%) y los votos en blanco (0,44%).

Los chilenos convocados a votar rondaban el total de 15 millones, haciendo del número de ausentismo un actor protagónico. La abstención superó el 50% y es un reflejo que viene madurando desde la disposición de la no obligatoriedad del sufragio (2012), siendo este voluntario en Chile.

En la segunda vuelta de las elecciones de gobernadores regionales celebradas en junio del año corriente, la cifra de participación fue del 19,62% (2.555.962 en total, entre válidos, en blanco y nulos).

Balotaje: Dos proyectos de país antagónicos

En un escenario electoral novedoso para Chile, los candidatos aspirantes a la presidencia se encuentran en la antípodas uno del otro.

Dada la incertidumbre proporcionada por un marco de polarización y dispersión de votos, Boric y Kast se encuentran en el desafío de ampliar su electorado de cara al balotaje. Entre ambas fuerzas no superaron el 55%.

La clave, además de resolver la atomización con espacios donde es posible una convergencia, será encantar a los ausentes de la jornada electoral de ayer. La abstención fue tal que duplicó la suma de los votos obtenidos entre Boric y Kast.

Lo cierto es que el 19 de diciembre se verán las caras dos propuestas de país divergentes. Ambos, asociados a una posición radical tanto de la derecha como de la izquierda, significan el fin de una trayectoria política moderada en Chile que mitigó diferencias y propició consensos. La manifestación de los chilenos como salida a la crisis vista desde la tendencia en favor de Boric y Kast se comprende desde la devaluación fiduciaria de los sellos políticos tradicionales del país.

Las declaraciones de los protagonistas con la certeza de una segunda vuelta dejaron vestigios de las estrategias discursivas venideras

Ya con un considerable escrutinio, Boric alzó la bandera del optimismo declarando que “no va a ser la primera vez que partimos desde atrás”. Momentos después de su discurso, el candidato a la presidencia publicó lo siguiente en sus redes sociales personales: “Empieza la segunda vuelta y ganaremos con la inmensa mayoría que quiere cambios para Chile. Cambios para garantizar la seguridad, emprender y vivir mejor”.

En la otra vereda, con la algarabía de ser el predilecto en las urnas, Kast sentenció: “No solamente vamos a elegir un presidente. Vamos a elegir entre libertad o comunismo. Vamos a elegir entre democracia o comunismo. Y somos más fuertes. Y vamos a mostrar que en democracia vamos a derrotar a esa izquierda intransigente” En su discurso, Kast llamó a las demás fuerzas a unirse a su candidatura bajo la defensa de la libertad.