El Disidente

Individuo sirio de 32 años: así es el sospechoso de realizar un supuesto ataque terrorista en un hospital de Liverpool

Share on facebook
Facebook
Share on email
Email
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on facebook
Share on email
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Emergencias en el Hospital de Mujeres de Liverpool

La Policía de Liverpool y del Reino Unido han desvelado la identidad del principal sospechoso que falleció después de realizar un supuesto ataque terrorista este domingo en Liverpool, haciendo detonar una bomba casera dentro de un taxi en las inmediaciones de un hospital de mujeres. Se trataría de Emad al Swealmeen, individuo sirio de 32 años de edad, y que según las investigaciones tendría supuestos problemas mentales y varios antecedentes por ataques con arma blanca, aunque no estaba al parecer en el listado de sospechosos por radicalismo.

Andrew Meeks, jefe oficial de investigación, ha asegurado que este individuo está vinculado con dos direcciones: “Creemos que vivió en la dirección de Sutcliffe Street durante algún tiempo y recientemente había alquilado la dirección de Rutland Avenue”.

La policía británica ha pedido la ayuda ciudadana tras la difusión del presunto culpable, y han añadido que “cualquier información que alguien pueda tener sobre Al Swealmeen puede ser de gran ayuda para el cuerpo”, según declaraciones a Sky News.

Calificado como ataque terrorista

La Policía ya ha calificado la detonación de este domingo en un vehículo en el Hospital de Liverpool como terrorista, y ha elevado el nivel de amenaza antiterrorista en todo el país, pese a que las investigaciones y la trazabilidad de los hechos no han podido clarificar hasta el momento que lo sea. Sin embargo, ya se han detenido a cuatro personas como presuntos sospechosos de preparar la detonación.

La detonación se sintió sobre las 11:00 dentro de un taxi. El copiloto del vehículo, Al Swealmeen, falleció en el ataque, mientras que el conductor, David Perry, fue herido. Las investigaciones creen que Perry recogió al cliente y le condujo hasta el hospital, y fue allí donde se produjo la detonación. “Se desconoce la razón por la que le llevó al Hospital de Mujeres, así como la razón de la sorprendente explosión”, aunque Russ Jackson, subinspector de la Unidad Antiterrorista del cuerpo policial de North West, señaló que la explosión fue provocada por “un dispositivo de fabricación casera improvisado que llevaba el pasajero del taxi”, que murió

Asimismo, el MI5, unidad de élite del servicio de seguridad interior del Reino Unido ha anunciado el arresto de tres personas de entre 20 y 29 años vinculadas con los hechos, y hace horas se ha efectuado una cuarta detención de un individuo de 20 años en Kensington.

Este ataque sería el segundo en semanas tras el asesinato del político y diputado conservador David Amess en Liverpool.