El Disidente

3.941 fallecidos y 11 al día: así de demoledores son los datos de suicidio del 2020 en España

Share on facebook
Facebook
Share on email
Email
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on facebook
Share on email
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram

Los datos publicados por el INE y el informe arrojado por el ‘Observatorio del Suicidio en España de la Fundación Española para la Prevención del Suicidio’ del año 2020 son demoledores, ya que se confirma que han fallecido 3.941 personas en España en el último año, superando en un 7,4% los números del 2019, con una media de unas 11 personas por día, y siendo el 74% hombres (2.938) frente al 26% de mujeres (1.011), pese a que las mujeres lo intentan tres veces más que los hombres.

El informe del Observatorio se ha elaborado basándose en los datos de las Estadísticas de Defunción por Causa de muerte publicados este mes de noviembre por el INE.

De esta manera, el año de la pandemia registra el récord con más suicidios registrados en España desde que se elaboran datos (1906), superando en 270 personas (7,5% más) las registradas en el año 2019. Asimismo, el incremento de este año ha sido más alto en mujeres (12,3%) que en hombres (5,7%).

Por si estos datos no fueran destructores, hay que añadir que el suicidio es la primera causa de muerte en España entre los jóvenes de 15 a 29 años y la principal causa de muerte no natural en todas las edades, superando a los fallecidos por accidentes de tráfico u homicidios. También, el informe confirma que “es la primera vez en España que se superan las mil muertes por suicidio en mujeres. También es la primera vez que España alcanza 14 suicidios de menores de 15 años (7 niños y 7 niñas), duplicando los casos de 2019. Además, el suicidio en personas mayores de 80 años ha aumentado un 20%“.

Respecto a las Comunidades Autónomas, “mientras que han aumentado significativamente en el País Vasco (un 30%), Cantabria y Andalucía, han descendido en Aragón y, sobre todo, en las Islas Baleares, con una disminución de más del 10%”.

Se estimaban menos suicidios

El ‘Observatorio del Suicidio en España de la Fundación Española para la Prevención del Suicidio’ esperaba para 2020 “una disminución significativa de los suicidios en 2020, en coherencia con la disminución generalizada de muertes externas (accidentes de tráfico, homicidios, etc.) provocado por el confinamiento (ya que este dificulta enormemente estas conductas, tanto en la vía pública -al estar prohibido deambular por ella- como en los domicilios -al estar en compañía-)”. No obstante, aseguran, “parece que después del confinamiento se ha producido un ‘efecto rebote’. Así, por ejemplo, mientras que en abril se registraron un 18,2% menos respecto al mismo mes de 2019, en agosto se produjo un aumento del 34,0%”.

La publicación finaliza informando que “a las muertes por suicidio hay que añadir los intentos y la ideación suicida. Según cálculos de la OMS, existirían unos 20 intentos por cada suicidio, mientras que, según otros estudios epidemiológicos, la ideación podría afectar a lo largo de la vida, entre el 5% y el 10% de la población española. Eso significa que en un año podrían producirse en torno a 80.000 intentos de suicidio al año en España y que entre dos y cuatro millones de personas (en España) posean ideación suicida a lo largo de su vida“.

Los datos del 2020, en imágenes

Fuente: Fundación Española para la Prevención del Suicidio

                              

                               

Observatorio del Suicidio en España-2020

El suicidio, en datos

Esta estadística muestra el número de suicidios entre el año 2006 y el 2020, y entre las principales causas están, como se ha indicado, las enfermedades físicas y mentales, la depresión, trastornos de la personalidad, la drogodependencia, la falta de políticas de prevención, la falta de psicólogos y el difícil acceso a profesionales de terapia.

Estadística: Número de muertes por suicidio y lesiones autoinfligidas en España de 2006 a 2020 | Statista

La siguiente gráfica muestra el número de suicidios en 2020, distinguiendo por edad y género. En todos los años, el suicidio en hombres es muy superior al de mujeres. Sin embargo, como se ha mencionado, preocupa que este año sea el que más fallecidos hay en hombres y el primer año que hay más de mil mujeres suicidadas.

Estadística: Número de muertes por suicidio y lesiones autoinfligidas en España en 2020, por género y grupos de edad | Statista

En el último gráfico, se encuentra una lista detallada de causas de muerte en España. Cabe destacar que el suicidio es la primera causa de muerte no natural en nuestro país, es decir, quitando los fallecidos por enfermedades, tumores, embarazos o trastornos mentales del comportamiento, como pueden ser la demencia o el alzheimer.

El suicidio tiene solución

El tratamiento del suicidio es necesario en cualquier país. Las enfermedades mentales son igual de importantes que las físicas, y más en tiempos de pandemia como los que está tocando vivir con la Covid-19. La falta de trabajo, dinero, manutención o el incremento de la ansiedad o la depresión están haciendo que muchas personas tengan tentativas al suicidio.

Según el Observatorio del Suicidio, España no tiene ningún plan o estrategia estatal para frenar y minimizar su impacto. Es importante que se realicen medidas para ayudar a la gente. El suicidio es evitable y la gente que se suicida no quiere morir, lo que quiere es dejar de sufrir, por lo que es necesario ayudarle, mediante un periodo de rehabilitación y terapia, para que vuelva a tener ganas de vivir.

Otro de los problemas en España es el tabú en torno a hablar del suicidio. Parece que hay una percepción de que si se habla de ello se está incitando a que se haga. Falso. Es más, hablar del suicidio y de la lacra que supone como sociedad hace más fácil su normalización en la sociedad, facilitando a las personas que tienen tentativas de ello y que están sufriendo a que pidan ayuda, presionando así a Gobiernos y políticos a que saquen medidas para tratar de paliarlo.

También, como sociedad civil, tenemos el derecho de recibir información y protocolos de actuación, tanto desde los medios de comunicación como desde medios gubernamentales, para tratar de frenar un intento de suicidio y ayudar a la persona, evitando el tabú, el secretismo y el estigma de un tema tan serio como es la muerte de miles de personas tanto en nuestro país como en el resto del mundo.