El Disidente

El Gobierno declara secreto de Estado todas las subvenciones a fondo perdido que da a Marruecos

Share on facebook
Facebook
Share on email
Email
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on facebook
Share on email
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Fernando Grande Marlaska

El Gobierno, a través del Ministerio del Interior, ha declarado secreto de Estado el motivo por el cual dio y sigue dando las subvenciones a fondo perdido a Marruecos desde la entrada de forma ilegal de casi un millar de personas a Ceuta el pasado mes de mayo.

La mayor crisis migratoria entre España y Marruecos hizo que un gran número de habitantes realizasen preguntas al Gobierno en el Portal de Transparencia sobre el dinero pagado a Marruecos. Este portal se creó en el año 2013 bajo la creación de la Ley 19/2013, de 9 de diciembre, de transparencia, acceso a la información pública y buen gobierno, con la finalidad de dar a los ciudadanos respuestas claras sobre las actuaciones y el dinero que gasta la Administración central.

A pesar de que el portal de Transparencia salió con el objetivo de dar información a los ciudadanos sobre la actuación de las administraciones públicas, el Gobierno ha decidido no responder a las preguntas planteadas en el Portal de Transparencia ni hacer público toda información acerca del dinero que se ha entregado a Marruecos a fondo perdido en los últimos meses. El Gobierno se ampara en la Ley de Secretos Oficiales de 1968, aún vigente a día de hoy y que se promulgó durante el periodo dictatorial de Francisco Franco.

El Gobierno se defiende

Pese a que las preguntas de los ciudadanos son muy concretas sobre las partidas específicas del gasto público hacia Marruecos, Interior asegura que el Gobierno puede “prohibir” a la población dar esa información debido a los artículo 14.1 en sus apartados a, b y c de la Ley de Transparencia, ya que según ellos “estas cuestiones afectan a la seguridad nacional, a las relaciones exteriores y a la seguridad pública“.

Elena Garzón, la directora general de Relaciones Internacionales y Extranjería del Ministerio del Interior, y mano derecha de Grande-Marlaska que ha dado la prohibición de dar dicha información a la ciudadanía, ha asegurado en la resolución, que la administración puede ocultar a la ciudadanía el destino de las subvenciones, aunque no se traten de fondos reservados. Además, explica que es “necesario exceptuar la aplicación de los principios generales de publicidad y concurrencia a las ayudas otorgadas en desarrollo de la política del Gobierno en el marco de la política exterior española y en el desarrollo de la política de seguridad”.

Interior, además, se defiende en varios comunicados proporcionados en el Portal de Transparencia que “se trata de información cuya difusión comprometería la eficacia de la política de seguridad de ambos países, especialmente en un ámbito como el de lucha de las redes criminales de tráfico y trata de personas e inmigración irregular, cuyo modus operandi fluctúa de forma constante, con la finalidad de evadir la actuación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, abriendo nuevas rutas de tráfico irregular de personas”, y “comprometería la eficacia de la cooperación desarrollada en un ámbito que tiene una repercusión directa en la seguridad interior e internacional, por el carácter transnacional de las redes criminales de tráfico y trata de personas, y por su conexión con otras actividades delictivas”.

Todos estos motivos son los que Interior da para no ofrecer a los ciudadanos la información acerca del gasto público que va hacia Marruecos y que pagamos todos los españoles vía impuestos.