El Disidente

¿Es la energía nuclear el futuro?

Share on facebook
Facebook
Share on email
Email
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

La energía nuclear siempre ha sido muy criticada, si bien es verdad que el desastre de Chernóbil hizo mucho daño a la percepción de esta, os voy a mostrar que la energía nuclear podría ser el futuro.


La energía nuclear ha sido siempre muy criticada sobre todo por ecologistas alegando que esta es muy contaminante, pero nada más lejos de la realidad, es que junto con las renovables es la única energía que no emite gases de efecto invernadero, se suele decir que el vapor emitido por las torres de refrigeración son peligrosos, un pensamiento erróneo, pues solo se trata de vapor de agua.


Además, la energía nuclear cuenta con un ciclo de vida muchísimo mayor al de otras energías y en la que producen mayor cantidad de energía, y todavía queda añadir que necesita poco espacio para la producción menos incluso que las renovables.
Bien es cierto que la energía nuclear no es renovable, según National Geographic, el combustible de uranio disponible durará poco más de 50 años. Cabe destacar que la basura nuclear puede reciclarse y reprocesarse (se habla de hasta en un 90%) de hecho, se avanza en el diseño de centrales que podrían operar exclusivamente con combustible nuclear usado (una mezcla de uranio enriquecido y plutonio).
También debemos hablar antes de alguna de sus desventajas actuales, como por ejemplo, lo es el coste de construir los reactores, su seguridad y mantenimiento, y debemos añadir todavía los costes del tratamiento de residuos y desmantelamiento una vez se acaba su vida útil, pero podemos compensar estos costes indicando también que su producción es muy barata. Su producción es casi inagotable y constante.

A continuación, hablaremos del mayor problema de la energía nuclear y es por supuesto la basura radioactiva. Hoy en día, los residuos nucleares se guardan en depósitos de acero y hormigón, un argumento utilizado en contra es que este depósito es temporal, digamos que es una media verdad, y si es verdad que los depósitos en un principio son temporales, pero al cabo del tiempo estos residuos son llevados a un almacén geológico profundo (AGP), que una vez sellado no necesita supervisión, ni gastos de gestión.
Otra desventaja, que también tiene su contraparte, es el peligro en caso de accidente. El ejemplo más reconocido es Chernóbil, y es que este desastre se usa de forma recurrente como argumento en contra a esta energía, la cuestión es que desde el principio este argumento en si es una falacia lógica, llamada “muestra sesgada”. El reactor utilizado en Chernóbil era uno llamado “RBMK”, en si el diseño de este tipo de rectores no tenía como objetivo la producción de energía, sino que se diseñó para la producción de plutonio para fabricar bombas atómicas.


Los reactores RBMK se consideran altamente inseguros, que sin entrar en demasiados detalles, la conclusión es que el aumento de potencia del reactor se traducía en un aumento de temperatura, que a su vez provocaba un nuevo incremento de la potencia. Ante este funcionamiento, su control era complejo y conllevaba importantes riesgos.

En la actualidad según la “World Nuclear Association”, el 65% de los reactores son PWR (agua a presión), el 17% son BWR (agua en ebullición), el 11% son PHWR (agua pesada presurizada) y el resto son diferentes tecnologías. Todos estos reactores se utilizan exclusivamente para la generación de energía eléctrica, además, se consideran intrínsecamente seguros. A diferencia del modelo RBMK, el aumento de temperatura del reactor se traduce en una disminución de la potencia, lo que facilita el control y aumenta la seguridad.

Además, el reactor RBMK contaba con puntas de grafito en las barras de control que al ser introducidas ocasionaban un aumento exponencial de la temperatura, actualmente ninguna central nuclear cuenta con estas puntas. Otra cosa a destacar es que las barras de control de estos reactores tardaban 20 segundos en introducirse lo que ocasionaba un problema de seguridad, actualmente tardan 1 segundo.


En conclusión la energía nuclear de fisión, con sus ventajas y limitaciones, es una herramienta junto a las renovables, indispensable para el desarrollo de la humanidad, y que con el avance de la tecnología, la seguridad, eficiencia y gestión de residuos, dejan de ser un problema.