El Disidente

La juez del caso Alcàsser pide examinar el ADN de 50 pelos que fueron descartados antes del juicio

Share on facebook
Facebook
Share on email
Email
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

La juez que investiga el Caso Alcasser, Elisa Font, ha pedido al Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses de Madrid que examine el ADN de 50 pelos que no fueron analizados en los estudios genéticos realizados en la década de los 90, antes del juicio contra Miguel Ricart.

Los biólogos deberán realizar las analíticas necesarias para sacar los perfiles de ADN de esos vellos. Esas pruebas podrían llevar a juicio a Antonio Anglés, en el caso de que estuviera vivo, o a cualquier otro sospechoso que pudiera salir del análisis de esos pelos, antes de 14 de diciembre de 2029, fecha en la que prescribe el crimen.

Según el perito judicial y presidente de Laxshmi Félix Ríos, muchas de las pruebas relacionadas con cabellos y vellos no se hicieron en el pasado “por no considerarse de importancia, o se realizaron con las limitaciones lógicas de la época, pero a fecha de hoy podrían aportar datos importantes de cara a corroborar la participación de Anglés y arrojar luz sobre otras circunstancias que rodearon el caso”.