El Disidente

Casi la mitad de los españoles apoyaría la vacunación obligatoria frente al Covid-19, según el barómetro del CIS

Share on facebook
Facebook
Share on email
Email
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

El Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) ha publicado este jueves los resultados del Barómetro de septiembre, encuesta realizada entre del 1 al 13 de este mes a 3.780 personas en la que se ha vuelto a incidir sobre diferentes aspectos relacionados con la pandemia de Covid-19.

Una de las respuestas más destacadas es sobre la vacunación obligatoria frente al coronavirus. Según este barómetro, un 47,7% de los españoles cree que “habría que obligar a todos a vacunarse” frente al Covid-19 debido a los riesgos que sigue habiendo. Por su parte, un 25,4% cree que no sería necesario, un 21,8% que “depende de los casos” y un 4,8% no tiene una opinión formada al respecto.

Por su parte, entre quienes no lo ven necesario, quienes creen que hay que condicionarlo según el caso y quienes no saben, sí que hay un pensamiento mayoritario de que en ciertos colectivos sí debe ser obligatorio. Así, un 64,5% de estos opina que habría que “obligar a vacunarse al personal sanitario, al personal que trabaja en las residencias de personas mayores y a los que tienen relaciones profesionales directas con el público en general”. Si se le pregunta a todos los encuestados, un 33,8% también está a favor de obligar a estos sectores.

Según las respuestas ofrecidas, un 94,3% de los encuestados ya se ha vacunado del coronavirus, mientras que un 5,4% aún no lo ha hecho. Otra respuesta relevante viene de este pequeño porcentaje de la población que aún no se ha vacunado. En concreto, una de cada tres personas (34,6%) que no se ha vacunado aún afirma que no lo hará, frente al 43% que dice que sí lo hará cuando le llegue el turno.

Entre las razones que dan ese pequeño porcentaje de personas que no se han vacunado aún o que no están dispuestas a hacerlo, destacan dos. Un 26% sigue defendiendo que “no se fía de estas vacunas” y un 20,4% de ellos apunta que no se inmuniza “por miedo a que tengan riesgos para la salud o efectos secundarios-colaterales”.