El Disidente

La OMS duda más de que las vacunas acaben con la pandemia de Covid-19

Share on facebook
Facebook
Share on email
Email
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

El director de la OMS en Europa se mostró el viernes pesimista sobre la capacidad de las vacunas para poner fin a la pandemia de Covid, ya que las nuevas variantes frustran las esperanzas de alcanzar la inmunidad de grupo.

Ante la posibilidad de que el virus siga existiendo durante muchos años, las autoridades sanitarias deben ahora “prever cómo adaptar gradualmente nuestra estrategia de vacunación”, en particular en lo que respecta a la cuestión de las dosis adicionales, declaró el Dr. Hans Kluge a la prensa.

En mayo, el director de la OMS había afirmado que “la pandemia habrá terminado cuando alcancemos el 70% de cobertura mínima en la vacunación”.

Preguntado por la AFP si esa cifra seguía siendo un objetivo o si sería necesario vacunar a más personas, el Dr. Kluge reconoció que la situación había cambiado debido a nuevas variantes más transmisibles, como la Delta.

“Creo que esto nos lleva al punto de que el objetivo de una vacunación es ante todo prevenir una enfermedad más grave, y eso es la mortalidad”, dijo.

“Si consideramos que el Covid seguirá mutando y permaneciendo con nosotros, como lo hace la gripe, entonces debemos prever cómo adaptar gradualmente nuestra estrategia de vacunación a la transmisión endémica y reunir conocimientos realmente valiosos sobre el impacto de los pinchazos adicionales”.

Los epidemiólogos sugieren ahora que no es realista que se pueda alcanzar la inmunidad de rebaño únicamente con el uso de vacunas, aunque siguen siendo cruciales para contener la pandemia.

Las altas tasas de vacunación también son necesarias para “descargar la presión de los sistemas sanitarios”, que necesitan desesperadamente tratar otras enfermedades relegadas a un segundo plano por el Covid, dijo el Dr. Kluge.

Se considera que la variante Delta es un 60% más transmisible que la anterior variante dominante Alfa, y dos veces más contagiosa que el virus original.